X Festival Internacional de Cine de Cuenca
Del 1 - 7 de Junio / 2012

DÉCIMA EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE DE CUENCA

La DÉCIMA EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE DE CUENCA “FICC” celebra EL AÑO DE LA JUVENTUD, todo nuestro trabajo estará enfocado y dedicado a este sector que tiene –por sobra de méritos- nuestro reconocimiento. Desde que iniciamos el festival venimos trabajando los Talleres de Cine, los filminutos, los Clubes de Cine, y siempre contamos en nuestras funciones con miles de estudiantes con los cuáles compartimos esa gran pasión por el cine.

Este año ofrecemos una propuesta que hace visible el mundo de los jóvenes del mundo, sus sueños, sus inquietudes, sus conflictos, sus anhelos, sus búsquedas, pero por sobre todas las cosas Su Mirada; porque hacia allá confluye todo este proceso de transformación social y cultural del cual somos parte, el Ecuador del mañana comienza a forjarse hoy mediante la formación de los y las estudiantes. Nos renovamos y repensamos el cine, la cultura y la sociedad.

HISTORIA

Cuando surgió el Festival de Cine de Cuenca (2002), en el Ecuador no había otros festivales, tampoco escuelas de cine, se producía una película nacional cada 5 años; la única opción para ver un cine distinto al comercial era precisamente organizar un festival.

Diez años después podemos observar cuanto ha cambiado la realidad del cine en el Ecuador, directa e indirectamente participamos en procesos que permitieron la construcción de esta nueva realidad audiovisual: Fuimos los gestores de la Carta de Cuenca (2005) el antecedente para la promulgación de la Ley de Cine, aportamos para la apertura de la Escuela de Cine de la Universidad de Cuenca, demostramos que el cine es una opción de vida y una posibilidad profesional a varios jóvenes que han salido a estudiar fuera del país.

Hoy contamos con una gran audiencia, forjada en una década de realización del festival, al punto que otras organizaciones y entidades públicas también quieren hacer festivales de cine, pero esto sólo es posible en una ciudad que se caracteriza por su interés en la cultura, por esa necesidad de estar en contacto con el ritmo y la manera en la cual evoluciona el arte cinematográfico; por ello no ha existido mejor método de desarrollo cultural que el de la proyección de filmes exquisitos, únicos, irrepetibles, de contar con sus creadores, quienes se han fascinado de llegar a una ciudad en la cual acceder al cine de autor es posible y además gratuito.

Año tras año hemos aumentado la cantidad de asistentes así como de entidades involucradas en la organización del festival. Consideramos que diez años después, es necesario avanzar un poco más allá y entrar en procesos de formación y producción por parte de la comunidad.